Somos cuerpo, mente, alma y espíritu.

El alma es la parte de nosotros que no muere, y guarda todas las experiencias grabadas de todas las vidas que hemos transitado para nuestro crecimiento.

Cuando nuestra alma decide reencarnar, trae consigo un sistema de creencias y experiencias de vidas pasadas, que nos afectan en nuestra vida actual.

La terapia de regresión es una manera de acceder a nuestro registro, volviendo a esas vidas donde se originaron los conflictos, y llegar a una comprensión de nosotros muy profunda y liberadora.

Con las regresiones tomamos conciencia de bloqueos que llevamos arrastrando desde tiempo atrás, y de comportamientos que expresamos inexplicablemente, así como también recuperamos e integramos experiencias positivas, llenas de riqueza interior.

Las regresiones, además de ayudar a tomar conciencia de uno mismo, nos ayudan a entender y comprender nuestro entorno, y las relaciones en general. Se trabajan temas tales como la familia, el poder personal, la pareja, el dinero, la sexualidad, bloqueos concretos, fobias, etc.

Para realizar regresiones, es conveniente anteriormente hacerse una limpieza energética, para empezar armoniosamente la terapia a vidas pasadas.

MÁS INFORMACIÓN DE REGRESIÓNA VIDAS PASADAS