La vida es un viaje, muchos la comparan con un tren con sus paradas, apeaderos y trasbordos. Todo parece muy sencillo en teoría pero hasta la situación más idílica puede no llenarte y es cuando de manera simbólica nos metemos en un túnel.

El túnel de la rutina, del buscar un sentido más amplio a nuestras vidas. Algunos buscan este cambio en sucesivos viajes que puedan distraer este desasosiego interior que va creciendo. Otros enferman y buscan en los tratamientos con un médico la píldora que les devuelva “la vida”.

Nada tiene el brillo de antes, la emoción ha desaparecido y una nueva palabra se adueña de tus ilusiones la temida zona de confort.

Y llegado este punto… ¿Qué sentido tu vida?

¿Cuántas veces te has planteado un cambio? Pero… ¿Qué cambio?

Cuando sientes que estás viviendo en modo piloto automático, no disfrutas con lo que antes te llenaba, y frases como ¿otra vez comida con …?,  ¿otra vez vamos aquí…? ,¿ otra vez levantarme para ir a …?

Pareces un verdadero actor sintiéndote prisionero de un guión muy fijo. Y a menudo, te vez incapaz de huir de esa zona de confort.

La buena noticia es que ese guión se puede cambiar dado que tú mismo lo has elegido.

Somos y tenemos lo que decidimos. Tomamos decisiones a diario y la mayoría no están enfocadas, lo hacemos de una manera inconsciente.

Si te sientes en uno de esos túneles es hora de mirar dentro de tí. Ahí está la respuesta.

Si te animas a echar un ojo a tu vida desde otro prisma, la terapia de Quirocoaching (Astrologia y Diseño Humano, terapia energética y coaching tarot) puede ayudarte.