Si eres uno de los que al leer esta frase siente que las tripas le responden con un estremecimiento, un sonido, un vuelco…, estás de enhorabuena acabas de recibir un mensaje de confirmación de uno de los centros más importantes: el Sacral.

El Sacral es el motor de la vida. El centro donde la vida se genera y el centro donde validamos realmente cuando algo nos llega al alma.

El Sacral es el espejo de la garganta, al igual que la garganta emite sonidos para expresar algo, nuestro cuerpo también.

Lo más importante para darle un giro a tu vida es decidirlo estableciendo lo que deseas cambiar y porqué. Una vez tengas claro esto, la siguiente fase consistiría en la motivación para que a largo plazo puedas continuar con el cambio que en principio conllevará dejar atrás muchas cosas.

Y por último, el enfoque hacia ese cambio de manera práctica clarificando las decisiones que conduzcan a que ese giro sea lo más fácil posible.

La vida es un viaje maravilloso en el que existen multitud de caminos, alternativas, escenarios, proyectos ilusionantes y momentos para ser vividos. Por eso merece la pena cambiar si algo no va como debe, si tus tripas no sienten ningún estímulo al levantarte cada mañana o sólo te animan cosas superfluas.

Si tu Sacral hace tiempo que no te cuenta nada, es hora de conocerte y ver quién eres, para qué estas diseñado con tus aptitudes y dones, y qué caminos u opciones tienes para dar el cambio que necesitas y te lleve a ser tú mismo, siendo feliz al margen de lo que suceda en el exterior.

Si te animas para dar el cambio, el gran cambio desde la comprensión de ti mismo, quien realmente eres y lo que realmente quieres, una consulta de Quirocoaching te ayudará a plantar las bases para una nueva vida más feliz en concordancia con tu propósito y tu Ser.